CIRUGÍA HEPÁTICA-VÍAS BILIARES

Colelitiasis: La existencia de piedras en la vesícula o Colelitiasis es una enfermedad que afecta a pacientes de más de 40 años y es más frecuente en mujeres. Es una de las patologías más frecuentes a nivel digestivo y provoca distintas enfermedades:
A. Cólico hepático: Dolor que aparece en el lado derecho del abdomen, por debajo de las costillas. Generalmente puede asociar náuseas y vómitos.B. Colecistitis: Cuando el cólico se mantiene en el tiempo asociando fiebre y mal estar general se puede deber a una inflamación e infección de la vesícula. Esta patología requiere tratamiento quirúrgico inmediato puesto que existe riesgo de que la vesícula se perfore y provoque una peritonitis.
C. Coledocolitiasis: Se produce por el paso de algunas de las piedras al conducto principal de la bilis, el colédoco. Cuando esto sucede además de dolor abdominal el paciente toma un color de la piel amarillenta ( ictericia), puede aparecer también fiebre con tiritona y alteraciones analíticas importantes. Este cuadro se denomina colangitis y es una infección importante de la bilis constituyendose como una urgencia de extrema gravedad que requerirá tratamiento quirúrgico inmediatamente.
D. Cáncer de vesícula: Los pacientes con cólicos biliares de repetición, con cuadros de inflamación crónica de la vesícula o los que presentan una vesícula en porcelana, tienen más riesgo de padecer este cáncer. Este cáncer tiene muy mal pronóstico y las resecciones, cuando es posible, incluyen hepatectomias y resecciones de otros órganos, por lo que es necesario un equipo quirúrgico con amplia experiencia en cirugía hepática.
E. Pancreatitis: En algunos casos alguna piedra de la vesícula puede migrar y obstruir el conducto pancreático produciendo una inflamación muy grave del páncreas. En estos casos y tras la resolución del cuadro agudo es obligatorio extirpar la vesícula enferma.
La extirpación de la vesícula biliar se denomina colecistectomía y en la actualidad nosotros realizamos esta técnica en el 99% de los casos por vía laparoscópica. Esto permite un postoperatorio máximo de 24 horas, con una rápida incorporación a la vida habitual del paciente.



Tumores de la vía biliar: Colangiocarcinoma.
La existencia de un tumor en el conducto principal de la bilis, hepatocolédoco, o en algunas de sus ramas se denomina Colangiocarcinoma. Este puede estar localizado en el Hígado: Colangiocarcinoma periférico, requiriendo para su tratamiento una hepatectomia. Puede estar localizado a nivel pancreático: Colangiocarcinoma distal que conllevará una duodenopancrreatectomía cefálica ( resección de la cabeza del páncreas, de la vía biliar y de parte del estómago). Finalmente puede estar localizado en la división del hepático derecho e izquierdo: Tumor de Klatskin o Colangiocarcinoma Hiliar, en estos casos será necesaria la realización de una resección hepática.

Tumores primitivos y metástasis hepáticas:
La cirugía hepática es una cirugía extremadamente compleja que requiere un nivel de experiencia muy elevado. El pertenecer a un equipo de trasplante hepático, habiendo colaborado en más de 300 trasplantes hace que el equipo de CLOHED Cirujanos cuente con todos los requisitos para el tratamiento seguro y eficaz de su patología hepática:Hepatocarcinoma, Adenoma, Quistes Hepáticos simples o Hidatídicos, Metástasis hepáticas de origen colorrectal, etc.
Muchas de estas lesiones podrán ser abordadas por vía laparoscópica puesto que contamos con la experiencia y la tecnología necesaria.



Afiliados